La primera impresión: recibidores

Una buena primera impresión es importante.

Hoy en día esta máxima se aplica a muchos ámbitos, incluido nuestra casa. El recibidor de una vivienda es el primer encuentro que tienen nuestros invitados de lo que les espera dentro a nivel decorativo.

Es importante tener en cuenta que el estilo que le demos al recibidor tiene que estar en consonancia con el elegido para el resto de la casa.

recibidores-a-medida-04

Una entrada atractiva invitará a nuestras visitas y hará que se sientan cómodos con tan sólo abrir la puerta, mientras que un recibidor mal decorado les puede desconcertar y crear cierta incomodidad.

Normalmente encontramos los cuadros de luces de las viviendas en el recibidor. Para ocultar estos elementos, necesarios pero molestos estéticamente, se pueden recurrir a varias soluciones en función de las dimensiones de nuestro recibidor.

Lo más habitual es incluir un armario que los oculte, pero es recomendable no limitarnos a realizar un pequeño armario falso que sea justo las dimensiones del cuadro, ya que se crea un elemento que nos rompe una visual limpia del paso.

Si dispones de espacio suficiente, agrandar este armario te permitirá incluir una zona de colgador donde tus visitas pueden guardar sus abrigos, evitando así que tengan que dejarlos tirados encima de alguna cama.

No es necesario que sea una pieza de mucha profundidad, especialmente si no dispones de mucha anchura de paso. Colocar colgadores extensibles te ayudará a reducir el espacio necesario para el armario.

extr-40

Otro elemento que encaja muy bien en un recibidor es una cómoda. Nos puede realizar varias funciones, desde usarla de zapatero hasta para guardar útiles de limpieza de la casa o cualquier otro objeto que necesites almacenar sin cargar visualmente el espacio.

recibidores-a-medida-01

Si tu recibidor tiene unas buenas dimensiones puedes incluir una butaca tapizada con un diseño atractivo acorde con el resto de decoración, creando así un rincón acogedor que le aportará un gran valor estético a tu vivienda.

Una buena iluminación siempre es importante. Para darle luminosidad es esencial escoger el color adecuado tanto para paredes como para las piezas de mobiliario elegidas. Los tonos claros harán que la estancia parezca más amplia.