Organiza tu espacio: Armarios

Tal y cómo comentamos en la entrada de Diseño de almacenamiento: Armarios, hoy vamos a centrarnos en los elementos que nos conforman una buena distribución de un armario.

El factor más importante a considerar en el momento de hacer una buena distribución es adaptarla a las necesidades de almacenaje que necesitaremos, conociendo para ello el tipo y cantidad de elementos que almacenaremos en el armario en cuestión.

En el caso de que tu armario deba incluir un espacio para una barra para colgar ropa es primordial que el hueco diseñado se ajuste no sólo a las piezas que se almacenarán sino también a tu propia estatura, ya que un armario diseñado para una persona muy alta no le será cómodo a otra de una estatura notablemente  inferior.

Para personas de estatura media la altura máxima para colocar una barra es de entre  1.8 y 2.00 metros. Si superamos esta longitud es recomendable instalar un colgador basculante para poder acceder cómodamente a las prendas colgadas.

accesorios-muebles-27

Para poder manejar las perchas correctamente es importante mantener una distancia de unos 5 cm entre la propia barra y el estante superior o techo del armario.

Para huecos destinados a ropa corta tipo camisas es recomendable destinar huecos de aproximadamente 100cm, teniendo siempre en cuenta nuestra propia estatura.

Para ropa larga los huecos pueden variar en función de las longitudes de las propias piezas, estando entre los 120cm para faldas largas o chaquetones hasta aproximadamente los 180cm para vestidos de noche o abrigos largos.

Siempre que el armario deba incluir colgadores su profundidad deberá ser de entre 55 y 58 cm más el grueso de las puertas para que haya espacio suficiente para colocar una percha, ya que de ser inferior tendremos que colocar cuelgaperchas extensibles .

accesorios-muebles-36

Con respecto a los cajones, debemos tener en cuenta el número de usuarios del armario, destinando a ser posible 3 o 4 cajones por persona para almacenar la ropa interior en caso de no almacenar estas prendas en otros elementos.

Los estantes son otro elemento básico en la distribución de un armario, y pueden ser fijos, graduables o extraíbles, en función del uso que le vayamos a dar y las dimensiones del armario.

Los estantes graduables nos otorgan flexibilidad, ya que podemos desplazarlos o eliminarlos según nuestras necesidades.

En cuanto a los estantes extraíbles, nos proporcionan mucha comodidad, ya que podemos acceder fácilmente a todo lo que depositemos en ellos. Si colocas unas particiones en cuadrícula en estos estantes obtendrás un práctico espacio para almacenar cinturones, fulares o corbatas, quedando todos perfectamente clasificados y ordenados.

accesorios-muebles-33

Igual de importante son las calidades de los distintos elementos que conforman tu armario.

Una buena calidad de todos los tableros que conforman la estructura del armario es esencial. Los tableros de panel de abeja tienen una vida útil muy limitada, ya que flechan rápidamente ante el peso de la ropa. En ArtModul utilizamos tableros de partículas melaminizados  de 19mm en todos los laterales, suelos techos y estantes, con estratificados de gramajes de 120gr/m2, todo ello con cantos de PVC de 2mm de grosor encolado con colas termofusibles de alta resistencia.

Por muy bonito y útil que te haya quedado tu armario, si los fondos de tus cajones o la trasera de tu armario son de tableros finos de fibras de cartón, estos cederán, ocasionando que se te puedan enganchar las prendas en los clavos o grapas desprendidas o en las posibles astillas que hayan surgido al ceder la pieza.

En ArtModul utilizamos traseras fabricadas con tablero de partículas de 10mm melaminizado a ambas caras e incrustadas en ranuras en todo su perímetro, para así evitar que la pieza pueda desprenderse o flechar.

Antes de adquirir un armario de bajo coste infórmate bien de las calidades con las que está realizado.